Dic 072014
 

Hace poco,  se debatía por las redes sociales el tamaño de la caña a elegir, no es cuestión baladí, pues los lanzadores piensan en una cosa y los no lanzadores en otras. No seré yo quien recomiende una u otra longitud pero si me gustaría dejaros una serie de consideraciones al respecto.
Imagen cedida por Nacho Gracia

 

La cosa es más sencilla de lo que parece y depende de varias cosas, empecemos:

  • Nos puede interesar  dar  velocidad a la línea para llegar lo más lejos posible, o puede que no.
  • Una caña larga amplifica en mayor medida la velocidad que damos al talón que una caña corta.
  • Una caña larga y rígida necesita de más esfuerzo que una corta y rígida.
  • Una caña larga y blanda puede necesitar de un menor esfuerzo que otra algo más corta y rígida
  • No es cierto que una caña rígida proporcione mayor velocidad que una caña menos rigida.
  • Si es cierto que una caña rígida nos implica mayor esfuerzo que una más blanda por dos motivos, brazo de palanca efectivo y necesidad de concentrar el esfuerzo en poco tiempo.
  • Si hacemos referencia al “brazo” de palanca efectiva una caña de 10 pies blanda puede tener menor “brazo” de palanca que una 9 pies rígida y dar la misma velocidad que una 10 pies rígida.
  • La técnica de pesca empleada influye. Superficie, medias aguas o fondo.
  • La orografía del terreno y la existencia de obstáculos influye.
  • El marketing influye, busca una caña para lago y la mayoría de las tiendas te endosaran una 10 ft #7

Como siempre,  la elección de la caña es algo muy subjetivo y supeditado a las sensaciones que nos pueda transmitir por lo que el mejor consejo que puedo dar es que se prueben todas las medidas y acciones posibles antes de elegir una.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.