Nov 142010
 

Mirando por la red me he encontrado una canción que marco un hito en los bares de Casas Ibáñez durante la decada de los 90. Durante mucho tiempo se erigío como canción precedente al cierre de los locales de fiesta, arropada por un sin fin de mecheros que se mecian armoniosos al ritmo impuesto por Vitamina Vil.

Los rulos erán famosos por estas tierras.

             

Letra de la canción «Árida Manchuela»
Una tierra en que no hay casi montañas,
donde miras y nunca llegas a ver el mar,
donde el Júcar refresca las mañanas.
Una tierra en que siempre está crujiente el pan.
Allí donde estalló la dinamita como un eco lejano de la Guerra Civil.
Todo lo que mi cuerpo necesita
es un trago de vino de tu tierra febril.
Árida manchuela,
tierra de mi abuela,
rincón del paraíso final.
Tu aire me envenena,
tu vino me libera,
por ti hoy me voy a emborrachar.
Los trigales nos brindan sus baladas,
el sol rojo de sangre nunca quiere marchar;
en el aire se agitan las navajas
penetrando las sombras como piel de animal.
Dominó y aguardiente en los casinos,
en las plazas mujeres siempre de procesión.
Riachuelos, polvo en los caminos,
las muchachas parecen girasoles en flor.
Árida manchuela,
tierra de mi abuela,
rincón del paraíso final.
Tu aire me envenena,
tu vino me libera,
por ti hoy me voy a emborrachar.



Viñedos de la tierra de Casas Ibáñez



Sorry, the comment form is closed at this time.