Abr 162019
 

Me llama Emilio y decidimos pasar 3 días de pesca por los ríos Cabriel y Mayor, en Cuenca. A priori, la cosa pinta bien pues el cambio de tiempo que se avecina y el caudal del río nos hacen tener buenas expectativas sobre las futuras jornadas de pesca. Ingenuos que somos, pues nos encontramos un río frío, duro de andar y con peces apáticos. Ya, para el viernes la cosa mejoró y el Mayor nos ofreció su mejor cara, el cabriel también se mostró “dulce” y nos brindo algunas truchinas

Río Cabriel, con un aspecto inmejorable.

Durante estos 3 días he tenido la suerte de poder probar algunas de las cañas de la serie Strees y Precision de Rhodani, en concreto la Precision 10,6 ft #2, así como el vadeador narcea.

Si de alguna tengo que hablar bien es de la precision 10.6ft #2, ligera y sensible por encima de todo. No es solo una caña que permite lanzar unas ninfas con suma facilidad, si no que cuenta con una excelente sensibilidad transmitiendo todo lo que hacen nuestras ninfas. Nos hubiese gustado probarlo con peces más potentes pero en la medida que sacamos (25-35 cm) se mostró perfecta amortiguando y protegiendo los finos terminales, y eso que Emilio usa hilos para pescar «alburnos». Al terminar la jornada del viernes quería sentir cómo se comportaba lanzando y ver si es cierto eso que dicen de “que una caña de ninfa no vale para pescar a seca”, le puse mi línea de seca, un perfil DT4 F y perfecta, tanto en corta como media distancia, de hecho no es difícil manejar 20 m de línea si sabemos hacerlo. Desde el primer momento se aprecia que es una caña pensada para pescar a ninfa muy en línea con las últimas tendencias en el mundo de la competición. En definitiva se trata de una excelente caña, con un comportamiento impecable a la hora de pescar y que hará las delicias de todo aquel que la tenga en sus manos.

Presenta una segunda anilla de tipo serpentiforme para evitar los desagradables enredos del bajo en esta anilla. El blank, de acabado mate, está sin lijar con el fin de reducir la adherencia y que el hilo se pegue lo menos posible, aunque todo hay que decirlo, si llueve se pega. Presenta el portacarretes adaptado con el fin de retrasar el centro de masas de la caña, algo bastante práctico desde mi punto de vista, aunque hay algún que otro detalle estético que se puede mejorar y de hecho estoy seguro que a no muy tardar lo harán.  Lo que si se echa de menos una anilla de salida más cercana a la empuñadura, pero no solo en estas cañas, en muchas otras destinadas a pescar a ninfa debería de ser obligatorio poner una anilla de salida cercana a la empuñadura que impida que la línea  pandeé en ese tramo, si bien es cierto que Rhodani suministra una segunda anilla de salida hay que tener en cuenta que todo el mundo ni sabe ni tiene medios para ponerla (Todas mis cañas a partir de 9.6 ft llevan una segunda anilla de salida, que colocada correctamente no influye para nada a la hora de traccionar). Aunque en las fotos aparece un prototipo, la versión comercial cuenta con una nueva rotulación de color blanco en la que no aparece «Fly Rods Series» que, todo hay que decirlo, es mucho más bonita.

Emilio José pescando en una tabla del río Cabriel.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)