Abr 192019
 

En una entrada anterior vimos la fuerza que es capaz de realizar una caña en función del ángulo de trabajo, ENLACE, es en esta ocasión que quiero dejaros una serie de puntos a tener en cuenta cuando manejamos un pez grande en relación al tippet. Pero antes daros una vuelta por «Facebook» y ver la cantidad de videos que hay de capturas «relativamente» grandes y como se manejan.

Ahora fijaros en la anatomía de un pez cuya aleta caudal esté en posición vertical ¿dónde tiene situados los músculos y cómo trabajan? Parece lógico pensar que para impulsarse tiene que realizar movimientos laterales, que son los que le ayudan a desplazarse, pues si los realizase de manera vertical, por la disposición de la aleta caudal, le sería imposible avanzar.

Movimiento ondulatorio del pez al nadar.

¿Quién no ha tenido agujetas a los dos días de realizar un esfuerzo y por qué? Parece claro que para cansar al pez hemos de cansarle los músculos, y cuanto antes lo hagamos más posibilidades de conseguir la captura tendremos. Para esto no hay nada más efectivo que tirar lateralmente pues ya sabemos que los músculos de los peces con caudal vertical trabajan lateralmente a la posición de la caudal.

Una caña alta protege los terminales pero su eficacia a la hora de cansar un pez no es alta.

Ya está aquí el listo, diréis, mientras pensais que mantener la caña bien alta os ayuda a proteger los finos terminales, y en parte llevais algo de razón pues mantener la caña alta con ángulos superiores a 90º con respecto al pez hace trabajar la parte más débil de la caña y su poder de tracción es mínimo. Pero si habéis leído y recapacitado sobre lo anterior estaréis de acuerdo en que NO estáis haciendo trabajar al pez, al menos de manera eficiente, pues con un leve movimiento de las pectorales bajará, subirá o cambiará de dirección a lo largo de la columna de agua con el mínimo esfuerzo.

Una buena forma de trabajar un pez grande, tirando lateralmente y con ángulos cerrados

¿Entonces que hacemos para cansar rápidamente al pez y proteger los terminales? Algo bien sencillo TRABAJAR LOS PECES CON ÁNGULOS PRÓXIMOS A 90º LLEVANDO LA CAÑA LATERALMENTE A LA HORIZONTAL. Al hacerlo de esta manera, siempre que el río nos lo permita, estaremos solicitando a trabajo los músculos del pez y además al poner la caña lateralmente en horizontal (con la punta cerca del agua) y mantener un ángulo de trabajo con respecto al pez de más de 90º tendremos mucha capacidad de amortiguación y poco poder de tracción, protegiendo así los finos terminales.

En resumen, para cansar un pez rápidamente tira lateralmente de él y para proteger los finos terminales abre el ángulo de trabajo de la caña.

Aunque ya era el final de la pelea, en esta posición de la caña el pez tiene todas las de ganar y un terminal de acero de 0.50 mm no se rompe tan fácilmente por lo que no hay necesidad de forzar tanto la caña, a riesgo de romperse.
Abr 192019
 

Quizá el titulo no sea muy descriptivo de estas cañas, o sí. El caso es que el modelo que más estoy montando es un 10 ft #3 y hasta yo me he quedado con uno de lo bien que funcionan.

El blank, procedente de la fabrica de TFO en Corea está elaborado en IM6 (30Tn) y da un peso de 51.5 g para este modelo, la acción según el fabricante es medio-rápida (Para mi es una acción media clásica y no tan rápida en la recuperación) . Barnizado en su totalidad proporciona un acabado brillante al color verde oliva con el que está pintado.

Como podéis ver en las fotografías, la caña terminada se presenta con los anillados en negro y rojo, anillas monopata (salvo la segunda anilla serpentiforme para disminuir los enganches de hilo) y un barnizado liviano con el fin de favorecer la recuperación de la caña, al menos en los tramos superiores. El peso una vez terminada no está nada mal, 97g y muy bien equilibrada. Pero dejemos la estética de lado y veamos cómo se comporta.

Un peso muy contenido a pesar de estar fabricada en IM6

A la hora de proyectar unas ninfas lo hace con muy poco esfuerzo, en parte debido a la acción y que, si sabemos hacerlo, nada tiene que envidiar a blank que quintuplican su valor, pues con un poco de técnica aprovechamos la parte superior del blank para impulsar las ninfas.

Aunque está claro que no es una Maxia, cuando pescamos a ninfa, presenta una buena sensibilidad, transmitiendo lo que hacen nuestras ninfas por el fondo del río, sin resultar pesada ni «cabezona».

Pescando a seca no se comporta nada mal, yo la he usado con una cortland silk DT4, y aunque permite manejar mucha cantidad de línea, es cierto que para pescadores menos avezados en el lanzado una acción media le puede resultar algo incómoda a la hora de tener que ampliar el impulso de lanzado para manejar una mayor cantidad de línea, aunque en realidad esto no es un problema de la caña si no del pescador.

Su punto fuerte es con un pez al otro lado pues presenta una curva de flexión muy progresiva que nos ayuda a proteger los terminales y cansar a los peces más fuertes. Aunque como podéis ver en el video de la siguiente ENTRADA la potencia que una caña es capaz de generar depende del ángulo de trabajo con respecto al pez.

En resumen, sin ser una TOP, es un blank perfectamente válido para pescar a ninfa, a seca y como nos dé la gana.

Abr 162019
 

Me llama Emilio y decidimos pasar 3 días de pesca por los ríos Cabriel y Mayor, en Cuenca. A priori, la cosa pinta bien pues el cambio de tiempo que se avecina y el caudal del río nos hacen tener buenas expectativas sobre las futuras jornadas de pesca. Ingenuos que somos, pues nos encontramos un río frío, duro de andar y con peces apáticos. Ya, para el viernes la cosa mejoró y el Mayor nos ofreció su mejor cara, el cabriel también se mostró “dulce” y nos brindo algunas truchinas

Río Cabriel, con un aspecto inmejorable.

Durante estos 3 días he tenido la suerte de poder probar algunas de las cañas de la serie Strees y Precision de Rhodani, en concreto la Precision 10,6 ft #2, así como el vadeador narcea.

Si de alguna tengo que hablar bien es de la precision 10.6ft #2, ligera y sensible por encima de todo. No es solo una caña que permite lanzar unas ninfas con suma facilidad, si no que cuenta con una excelente sensibilidad transmitiendo todo lo que hacen nuestras ninfas. Nos hubiese gustado probarlo con peces más potentes pero en la medida que sacamos (25-35 cm) se mostró perfecta amortiguando y protegiendo los finos terminales, y eso que Emilio usa hilos para pescar «alburnos». Al terminar la jornada del viernes quería sentir cómo se comportaba lanzando y ver si es cierto eso que dicen de “que una caña de ninfa no vale para pescar a seca”, le puse mi línea de seca, un perfil DT4 F y perfecta, tanto en corta como media distancia, de hecho no es difícil manejar 20 m de línea si sabemos hacerlo. Desde el primer momento se aprecia que es una caña pensada para pescar a ninfa muy en línea con las últimas tendencias en el mundo de la competición. En definitiva se trata de una excelente caña, con un comportamiento impecable a la hora de pescar y que hará las delicias de todo aquel que la tenga en sus manos.

Presenta una segunda anilla de tipo serpentiforme para evitar los desagradables enredos del bajo en esta anilla. El blank, de acabado mate, está sin lijar con el fin de reducir la adherencia y que el hilo se pegue lo menos posible, aunque todo hay que decirlo, si llueve se pega. Presenta el portacarretes adaptado con el fin de retrasar el centro de masas de la caña, algo bastante práctico desde mi punto de vista, aunque hay algún que otro detalle estético que se puede mejorar y de hecho estoy seguro que a no muy tardar lo harán.  Lo que si se echa de menos una anilla de salida más cercana a la empuñadura, pero no solo en estas cañas, en muchas otras destinadas a pescar a ninfa debería de ser obligatorio poner una anilla de salida cercana a la empuñadura que impida que la línea  pandeé en ese tramo, si bien es cierto que Rhodani suministra una segunda anilla de salida hay que tener en cuenta que todo el mundo ni sabe ni tiene medios para ponerla (Todas mis cañas a partir de 9.6 ft llevan una segunda anilla de salida, que colocada correctamente no influye para nada a la hora de traccionar). Aunque en las fotos aparece un prototipo, la versión comercial cuenta con una nueva rotulación de color blanco en la que no aparece «Fly Rods Series» que, todo hay que decirlo, es mucho más bonita.

Emilio José pescando en una tabla del río Cabriel.
Mar 282019
 

Son diversas las situaciones que nos podemos encontrar en el momento de trabajar un pez con nuestra caña de mosca, y de como las solventemos dependerá el resultado final. Por tanto, conocer el material que estamos usando en acción de pesca es fundamental, cosa no muy habitual en la mayoría de los pescadores y que suele marcar la diferencia a lo largo de una jornada, tanto en numero de capturas como en la comodidad de pescar.

La caña de pescar a mosca es una «PALANCA FLEXIBLE», lo que nos va a condicionar la manera en que la debemos usar para trabajar un pez. Por ser un poco más técnicos, el efecto palanca que ofrece la caña juega siempre a favor del pez, estamos ante una palanca de 3º grado en la que el esfuerzo a realizar siempre es mayor que la carga. Además, de ahora en adelante incluiré el termino «palanca efectiva» como referencia a la longitud real que hay entre el fulcro y la cortante de la carga. La otra propiedad a tener en cuenta es la flexibilidad, y que básicamente su efecto amortiguador ayuda a proteger de la rotura los terminales y a fatigar al pez. Bien, ya sabemos que la caña es una «PALANCA FLEXIBLE» pero dependiendo de la posición en que la coloquemos cuando peleamos un pez estaremos favoreciendo una propiedad u otra, veamos esto con una serie de ejemplos.

Fig. 1 Palanca de 3º grado o caña de pescar (Imagen sacada de google)

Como sabemos, el efecto palanca juega a favor del pez pero, como podemos ver en la siguiente imagen, variando el ángulo de trabajo de la caña variaremos el esfuerzo a realizar sobre el pez a condición de mantener constante la fuerza que aplicamos a la caña. De esta forma cuando trabajamos un pez con ángulos próximos a 90º (línea roja, Fig 2) estamos utilizando la mayor longitud de palanca efectiva lo que nos supone aplicar muy poca fuerza sobre el pez. Por contra, si cerramos el angulo de la caña con respecto al pez (ángulo 30º en verde, Fig 2) estaremos reduciendo el brazo de palanca efectiva (Colores rojo y verde), lo que hará que con la misma cantidad de Fuerza aplicada en la empuñadura seamos capaces de tirar con mucha más fuerza de la boca del pez. En definitiva, si queréis aplicar la MÁXIMA FUERZA sobre el pez y tu equipo te lo permite CIERRA EL ÁNGULO CON RESPECTO AL PEZ.

Fig. 2

Otra de las características de una caña de pescar es la «FLEXIBILIDAD», propiedad que ayuda a salvaguardar los finos terminales y desgarros en la boca del pez durante la pelea. ¿Por qué? pues porque desde un primer momento y siempre que no haya «linea floja» supone un freno al movimiento del pez y esto evita que haya picos de Fuerza que malogren nuestro terminal. De esta forma, trabajando nuestro pez con ángulos de pelea próximos a los 90 º con respecto a él, estaremos solicitando las partes más débiles y flexibles de nuestra caña, lo que hará que difícilmente se rompa nuestro terminal. Como podéis ver en la imagen, a medida que cerramos el ángulo de la caña con respecto al pez vamos solicitando a esfuerzo las partes más rígidas de nuestra caña, aumentando así el riesgo de rotura de nuestro terminal. En definitiva, si queréis PROTEGER los finos terminales que usas para pescar ABRE EL ÁNGULO DE LA CAÑA CON RESPECTO AL PEZ

Fig 3 Trabajar un pez con ángulos cercanos a 90º pone en riesgo de rotura el puntal de la caña por ser la parte más fina y debil de esta.

A continuación os muestro un vídeo en el que se han usado 4 cañas diferentes, desde una 9ft #10 a una 5ft #2, haciendo trabajar a cada caña en ángulos aproximados de 90º, 60º,45º y 30º , sujetas a un dinamómetro para medir la Fuerza real que aplicamos al pez en cada situación descrita.

Al final del vídeo hay una captura de pantalla de una hoja excel en la que he anotado los resultados de 2 pruebas…………………………………………………….

En breve hablaremos de como pelear un pez aplicando estos principios.

Mar 252019
 

Sería a finales de la temporada pasada que decidí montarme un pequeño juguete para pescar al hilo. Aunque no lo creáis también pesco a ninfa y, la verdad, que no se me da mal después de 10 años dándole a los perdigones. Modestia aparte, sería por consejo de Emilio que decidí llamar a Pablo y pedirle un blank que, con unas buenas anillas de oxido de titanio, una empuñadura y portacarretes ligeros, así como unos barnizados justos para no quitarle reactividad, conformarían lo que es una excelente vara para pescar a ninfa.

No voy a valorar objetivamente la acción, potencia y recuperación de esta caña, mas que nada porque no tengo medios para hacerlo pero si que os comento que es una caña muy rápida y potente en sus 2/3 inferiores. podéis echar un vistazo a la review que CP realizó en http://www.truites-et-cie.fr/es/article/material/mouche/review-maxia-mx4-105-3

Ya en la mano se nota la ligereza y con el montaje que lleva da en bascula unos 86 g, aunque lo interesante es la sensación de ligereza que transmite al cogerla.

Un par de perdigones pesados se lanzan fácilmente, pero tengo la manía de pescar con una una sola ninfa (Necio que es uno) en muchas ocasiones. Bien, estos días atrás cuando me propuse lanzar una sola ninfa montada con una cabeza de wolframio de 2.8 mm me salio un «¡COJONES!» ¡que bien lanza esta caña los perdigones! Lo que me llevó a observar por un momento el comportamiento del puntal de esta maxía y ver el excelente trabajo que han realizado en este tramo de la caña. Sensible, rápido y reactivo, lo que permite lanzar bastante lejos y con excelente precisión unas ninfillas.

El resto de la vara es rígida, potente y ligera, lo que hace que se pueda manejar con soltura peces grandes sin sufrir esa sensación de impotencia que transmiten las varas menos rígidas.

Os dejo un video del hijo de mi amigo Eduardo con su primera Iris.

Aarón probando la Maxia Mx 10,5 ft #3 from FLY LOOP on Vimeo.

Hasta el momento ha sido probada con truchas arco iris de repoblación cuyos pesos oscilaban entre los 500 y 1500 g, así como con truchas comunes de pequeño tamaño. Manejándose adecuadamente con los dos tipos de peces, gracias a la sensibilidad y reactividad del puntal como a la mayor rigidez de los tramos inferiores.

Pero la cosa no acaba aquí, por circunstancias de la pesca, me vi obligado a pescar durante toda una jornada a mosca seca con una linea 3 bastante ligera. Por un momento dudé en bajar al coche y cambiar de caña pero pensé, me «eché unas flores», y empecé a pescar a mosca seca con mi vieja línea y un bajo de 4,5 m. Realmente me sorprendió la facilidad para lanzar una línea a escasos metros pues las distancias de pesca rara vez superaban los 15 m.

MX4 10.5 ft #3 from FLY LOOP on Vimeo.

En definitiva, estamos ante una «vara» para pescar cómodamente a ninfa con ninfas de tamaño medio, dada su longitud, potencia y acción pero que puede ser usada perfectamente con un sedal pesado y pescar con ella tanto en corta como en larga distancia. Una caña que permite manejar, gracias al especial diseño de su tramo superior, tanto peces pequeños como otros de mayor tamaño.

Vuelvo a insistir, y no es porque Alejandro sea un buen amigo, estamos ante unos excelentes blank hechos para pescar.

Dic 072018
 

Toda la geografía peninsular está repleta de embalses donde viven especies como el Lucio, Black Bass, Sandras, Ciprínidos, Siluros, etc. En definitiva, peces que llegan a alcanzar un tamaño considerable y son susceptibles de ser pescados a mosca. Pero además, España es una península con km y km de costa donde poder tentar diferentes especies de peces. Para la gran mayoría de estos peces en Scierra disponen del modelo Salis y el que aquí traemos el Troll-Big Fly que es un 4% más fuerte que el salis.

 

Un bonito lucio capturado con la caña Scierra Big Fly #10 y la línea Scierra Big Fly II S3

Otro bonito lucio capturado con las «Big Fly»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero veamos un poco más de este modelo. A primera vista destaca el color rojo del blank (El blank está realizado en grafito de módulo intermedio 30T, ideal para este modelo y al que le otorga una gran rapidez de respuesta) revestido con unas anillas Pac Bay y una empuñadura de aglomerado de corcho con el fin de conseguir una mayor resistencia y durabilidad. El porta carretes es un ALPS (Marca que aporta un toque de calidad al conjunto) y que viene rematado en un generoso talón de combate. Todos los componentes de la caña son resistentes al agua salada y la corrosión por lo que pueden ser usadas tanto en agua dulce como salada. Disponible en 9ft y potencias del 8 al 10. Una caña que para el precio que tiene no está nada mal y rematada con componentes de calidad.

Porta carretes ALPS, un toque de calidad para esta impresionante caña.

Lo que al principio parecía que iba a ser un incordio acabó encantandome. EL generoso talón de combate se agradece lanzando y en la pelea del pez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya en la mano, la Scierra Big Fly 9ft #10 presenta una acción media con una curva de flexión suave y progresiva (Es un punto importante en el que el diseñador de estos blank, Mathias Lilleheim pone especial interés). Por último,  destacar que el espesor del blank ha sido calculado para ofrecer un buen compromiso entre resistencia y rapidez de recuperación de la caña, obteniendo así una caña rápida.

La «abuela» BW junto al track 1 #7-9 y cargada con una línea #12 S5.      La «nieta» BF unida al traxion 2 #8-10 y cargado con BFII #10 S3.

En definitiva la acción media y progresiva nos permite lanzar con menos esfuerzo, a pesar de estar probando una caña del número 10 ¿Por qué? La mayoría de los pescadores piensan que una caña rígida y con acción de punta es lo ideal para mover moscas pesadas. Bien, en estas numeraciones una acción media requiere de menos esfuerzo a la hora de mover la caña y creedme, a lo largo de toda una jornada se agradece el tener una acción más suave. Además, en Scierra se han preocupado precisamente de testear diferentes acciones en combinación de diferentes tamaños de moscas obteniendo los mejores resultados a la hora de mover “moscos” con este tipo de acciones.

Con poca cantidad de línea fuera de la punta de la caña se siente bien, al menos yo la siento, aunque  no es su fuerte.  Digamos que es a partir de unos 7 u 8 m de línea manejada cuando se le empieza a sacar todo su potencial en combinación con la línea Big Fly II #10 (Probada en acción de pesca con flotante y hundimiento 3, ambas en #10). El combo Big Fly está perfectamente equilibrado para mover entre los 9 y 11,5 m de la cabeza de la línea, cosa que se nota al disparar línea, pues con solo la cabeza fuera de la línea y una mosca de 20 cm se alcanzan distancias superiores a 25 m sin mucho esfuerzo. En definitiva, es una caña diseñada para lanzar moscas grandes a unas distancias más que suficientes.

(No olvidemos que Scierra diseña sus líneas para que estén en equilibrio con sus cañas, así estas líneas aunque cumplen  los parámetros de la AFFTA tienen una cabeza estudiada para ser lanzada cómodamente por esta caña)

 

Os dejo un video en el que podéis ver cómo se comporta lanzando un streamer de algo más de 20 cm…….

 

 

Dic 042018
 

Son muchos los que me preguntan por esta u otra caña de mosca y la respuesta siempre es la misma «Pruébala tú y elige la que mejores sensaciones te transmita».  En el siguiente enlace os dejo algunas entradas del blog en las que hablo de cañas «Hablando de cañas de mosca» 

Durante las siguientes líneas os voy a contar cómo hago para elegir  una caña de mosca para sedal pesado, esto es, para lanzar una línea de mosca, y voy a dejar un poco de lado el comportamiento de la caña ante la pelea de un pez. Parece lógico pensar que una caña que se va a usar en acción de pesca, a diferentes distancias, debe de comportarse bien en todas ellas, no se trata tanto de tener una caña potente que nos permita mover 24 m de línea como de buscar una caña equilibrada que transmita ese «feeling» que andamos buscando y que, en definitiva, nos sacará una sonrisa de satisfacción en acción de pesca. Lo que aquí muestro son pruebas de andar por casa, que cualquiera de vosotros puede hacer, en las que valoro las sensaciones que nos transmite la caña y, que al  fin y al cabo,  son las que determinan la elección de la caña. Espero que os sean útiles.

Clasificación de acciones por la compañia Scierra. En 1/4 solo flexa una parte de 4. En 1/2 flexa 1 parte de 2 (La mItad de la caña). En 3/4 la flexión recae sobre 3 de las 4 partes en que se divide el blank. En 1/1 flexa 1 tramo de 1, lo que es todo el blank.

A la hora de valorar una caña son varios parámetros en los que nos podemos fijar, acción de la caña (Lugar por donde flexa), longitud y peso, potencia, progresividad de la curva de flexión y recuperación (Rápidez a la que se endereza la caña y nº de oscilaciones que presenta) Hasta aquí bien, todos estos datos podremos sacarlos del fabricante y la mayoría de las veces no nos dirán nada acerca del comportamiento de una caña. Como consumidores finales lo único que nos queda es pedir una caña de prueba a la tienda (Amigo, etc.) e ir al parque y cimbrear (NOTA: Hay una sutil diferencia entre cimbrear y sacudir una caña de mosca)  nuestra futura compañera de aventuras.

Lo primero que hago es seleccionar la línea que voy a usar para la prueba, siempre un perfil DT acorde a la clasificación AFFTA de la caña o, en su defecto, una línea de cabeza larga. Estaréis pensando «ya está aquí el pesao de las DT» «Si estas líneas están desfasadas» «Nadie compra eso» «Las fábricas ya no hacen perfiles DT». Puede ser que llevéis razón pero a mi favor os digo que ya pinto canas, lanzo de puta madre, tengo los ……… pelaos de probar líneas,  pesco unas 120 jornadas al año y lanzo otras tantas, ¿seguimos?.  Una línea DT me va a permitir probar la caña con diferentes longitudes de línea volada, lo que es lo mismo, someter la caña a diferentes cargas y analizar el comportamiento que presenta con diferentes longitudes de línea volada. Otra característica importante es la uniformidad de la línea, muy a tener en cuenta a la hora de realizar correcciones aéreas.

Bajo estándar de 3 m de longitud y un trozo de lanita en su punta y EMPEZAMOS LA PRUEBA:

Prueba con 3 m de línea fuera de la punta de la caña:

En esta primera prueba dejo fuera de la caña unos 3 m de línea (Lo que viene a ser una distancia de pesca de alrededor de 8 m) y empiezo a realizar falsos lanzados en un plano inclinado centrándome en el bucle.  Muevo la caña sutilmente mediante un pequeño cimbreo y voy variando el tamaño y velocidad de los bucles. Por lo general una caña demasiado rígida me será  desagradable al no sentir prácticamente nada pues la carga de la caña es mínima y me obligará a lanzar con algo más de fuerza, además al presentar una flexión mínima mi bajo o lana pasará muy cerca de la puntera pudiendo chocar con ella.  Con esta combinación es difícil darle velocidad a la línea, lo que unido a la mayor rigidez de la varilla al no soportar fuerzas que la flexen hará que aparezca el típico morro de delfín, fruto de bucles estrechos y con escasa velocidad de línea.

Tenemos que huir de esa sensación que nos hace pensar «NO SIENTO LA CAÑA»

Una buena caña diseñada para pescar  paliara en cierto modo estas sensaciones y me transmitirá una buena sensación de carga, notaré que tengo una línea en la punta de la caña.

Prueba con 6 m de línea fuera de la punta de la caña:

A Partir de esta cantidad de línea fuera de la punta de la caña empiezo a sentir la línea y me siento muy cómodo realizando falsos lanzados.

Básicamente realizo lo que conocemos como espectro de 180 grados (empiezo realizando falsos lanzados desde un plano horizontal a mi derecha hasta otro situado a mi izquierda, pasando por la vertical.) Al trabajar en diferentes planos me veo obligado a variar el «timing» de los falsos lanzados y la velocidad que doy a la línea. Juego con diferentes velocidades y aperturas de bucle, así como me gusta variar la rapidez con la que realizo la parada.

Es mi longitud habitual de línea en acción de pesca por lo que busco comodidad, que haya «feeling» que la caña sea la continuación de mi brazo.  En este punto busco una caña que me permita hacer bucles muy rápidos, rectos, estrechos, puntiagudos y tan bien todo lo contrario, lentos, anchos, redondos. En definitiva busco el dominio total de la caña y para ello es necesario que haya «feeling».

Prueba con 9 m de línea fuera de la punta de la caña:

Esta prueba es muy similar a la anterior, realizo un espectro de 180 grados buscando esas buenas sensaciones al lanzar pero además incorporo las correcciones aéreas. Me gusta ver y sentir  como la caña transmite a la línea el impulso de mi mano al realizar la corrección.

En este punto añado los lanzados curvos pues en ellos se solicita  la caña a diferentes esfuerzos y deformaciones y es muy interesante ver el comportamiento ante este tipo de lanzados.

Pero sobre todo presto atención a lo que yo llamo «histéresis» y es que ¿A quien le gusta tener una caña HISTÉRICA? Bien, cuando paramos la caña, está impulsa la línea hacia adelante liberándose del esfuerzo al que estaba sometida y recuperando su posición recta.  Esto influye de manera negativa en el ramal de la caña de nuestro bucle, por lo general originando ondas.  Para ello varío la intensidad de las paradas, así como la sujeción de la empuñadura tras ella con el fin de ver el tamaño de ondas que se producen en la línea. Por lo general, una caña con poca histéresis se recuperará antes del esfuerzo que causo la deformación y tendrá menos tendencia a originar ondas en la línea (Concretamente en el ramal de la caña).

No es por hacer publicidad, pero a día de hoy los blank menos histéricos que he probado han sido los de la casa Maxia.

Prueba con 12 m de línea fuera de la punta de la caña:

Estamos ante una cantidad importante de línea fuera de la caña por lo que ya empiezo a usar la doble tracción.  Realizo las mismas pruebas que en el apartado anterior pero además incorporo los lanzados rodados.

Presto especial atención a la flexión de la caña pues con estas cantidades de línea muchas cañas empiezan a flechar en exceso y transmiten sensaciones un poco raras. Algo así como que les falta «chicha» y digamos que a partir de aquí se le empiezan a ver las «pelotillas» al blank.

Prueba con 15 m de línea fuera de la punta de la caña:

Ya tengo  una cantidad importante de línea fuera de la caña por lo que me centro básicamente en el tamaño y forma de los bucles. Intento variarlos en tamaño, en velocidad y ver como se comporta la caña. Por un lado ver su efecto sobre el bucle (Línea) y por otro sentir que es lo que transmite. Existen cañas que enfatizan la sensación de lanzar solas, como si ésta, al enderezarse de la flexión a la que la hemos solicitado, nos ayudase a impulsar la línea.  Esto que parece lógico pues todas las cañas se comportan como un resorte, no lo es tanto y unos blank lo marcan más que otros.

Prueba con 18 m de línea fuera de la punta de la caña:

Con esta cantidad de línea realizo las mismas pruebas que en el punto del apartado anterior, es una cantidad de línea que vuelo fácilmente incluso con una mano, por lo que suelo realizarla con y sin tracción, encontrando el límite a muchas cañas. Es aquí donde se empieza a forzar el talón de la caña

Prueba con 21 o más m de línea fuera de la punta de la caña: 

¿Entendeis ahora porque me gusta probar las cañas con un perfil DT? Prácticamente, si una línea del 5 pesa en sus primeros 9 m unos 9 g, con 21 m de línea estaremos manejando un peso cercano a los 20g, lo que equivale a una línea del 11. Pues eso, a ver qué chicha tiene el talón de nuestra caña si aguanta o hace «Crack»

Existen cañas que, simplemente «no pueden»,  doblan hasta el portacarretes y es imposible manejar esa cantidad de línea con ellas.

Esta es la más sencilla de todas, si hace «crack» la descarto.

Prueba de calidad:

Por último, me fijo en las terminaciones, tipo de anillas, construcción, etc.  y por supuesto en el precio,  esto es lo que menos me gusta y la mayoría de las veces lo que me hace descartar la caña.

Si la caña se la quité de las manos a alguien (Tengo esa manía ¡perdonadme!) es entonces cuando miro la marca y modelo.

Estas pruebas anteriores me facilitan la elección de la caña, al menos me ayudan a elegir la caña que me gusta a mi, no la que te gusta a ti.

Ir a la tienda, pedir que os dejen probar el modelo que os queréis llevar y si os gusta a vosotros, compradlo. Pensar que estás adquiriendo una herramienta que usaréis para pescar, una herramienta que te ayudará a disfrutar de la pesca, de tu «hooby». En definitiva, si has elegido «tu» caña de pescar a mosca disfrutaras de ella pues es con la que te sientes a gusto. ¿A qué esperas?

¿Y si la tienda no os quiere prestar una caña para probar? Sencillo, le dais las gracias al incompetente del vendedor y os vais a otro lugar, sin olvidar hacer una reseña en facebook y etiquetarlo.

 

En definitiva se trata de conocer el uso que le vamos a dar una caña y valorar su comportamiento en esa zona.  Hoy me iré a probar una caña del numero 10, la Scierra Big Fly, una caña que usaré para mover 9-11 m de línea y que destinaré a la pesca del lucio. Dado que conozco cual es su fin pondré especial énfasis  en su comportamiento cuando volamos entre 8 y 15 m de línea.

Si en otra ocasión valoro una caña de línea 4 destinada a pesca de truchas, tendré en cuenta su comportamiento en distancias habituales de pesca, por ejemplo entre 6 y 20 m de distancia, sin descartar el comportamiento a mayor distancia y obtener una valoración global  de el.

 

Abr 092018
 

 

Mirando algunos catálogos de pesca a mosca nos encontramos con un término algo difuso, y digo difuso porque la mayoría de los pescadores no entienden a que hace referencia el término “Módulo”.

El módulo del grafito es una medida de la rigidez que presenta dicho material, dicho de otro modo, es un indicador  de la elasticidad que presenta. Pudiéndose medir por la flexión máxima antes de que se produzca la rotura estructural por lo que no es otra cosa que un indicador de la resistencia del grafito, que suele ser en PSI (pounds-force per square inch o libras por pulgada cuadrada) o GPa (Giga pascales).

En los catálogos de cañas es común encontrar acrónimos como MM (Million modulus), IM (Intermediate modulus), HM (High modulus), Ton (Tonnage), esta clasificación muy utilizada por algunas marcas Scandinavas

Cuando nos encontramos la clasificación MM hemos de saber:

  • 30-38 million modulus (Módulo bajo).
  • 40-50 million modulus (Módulo intermedio).
  • 55-80 million modulus (Módulo alto).

Si nos encontramos la clasificación TON hemos de saber:

  • 24 Ton grafito (Módulo bajo).
  • 30 Ton grafito (Módulo intermedio).
  • 36 Ton grafito (Módulo alto).

Por último tenemos la más usual y comercial de todas IM:

  • IM-6 =  (Módulo bajo).
  • IM-7 = (Módulo intermedio)
  • IM-8 = (módulo intermedio/alto)

Por lo general, podemos decir que a mayor número de módulo más rígido, reactivo  y resistente es el material. Lo que hace que para conseguir la misma rigidez con materiales de diferente modulo tengamos que variar la cantidad de material empleado, siendo más ligeros los blank elaborados con grafito de alto módulo.

La mayoría de los pescadores creen que un alto módulo es sinónimo de mejores prestaciones pero hay una serie de matices a tener en cuenta y que siempre dependerá de las prestaciones que se busquen en el blank y que no son otras que la composición y estructura de la pared del propio blank (número de fibras, resinas, entramado, pureza de fibras, espesor de la pared, etc.) por lo que el módulo del grafito empleado en un blank no va a determinar por si solo las prestaciones del blank, sino más bien nos va a servir para clasificar el material (Grafito) usado en su construcción.

De todo lo anterior  podemos deducir que una caña elaborada con la última tecnología en resinas y usando grafitos HM  será más ligera y  más reactiva  que otra realizada con resinas y grafitos menos desarrollados, también más propensa a roturas.

Oct 272017
 

Poco se puede decir de la casa Maxia Rods y de su responsable técnico Alejandro Viñuales, a día de hoy son un referente internacional en cuanto a fabricación de blank de cañas de pesca a mosca y en España raro es el pescador  que no tiene entre sus cañas algun modelo salido de la casa Maxia.

Quisiera compartir con vosotros una breve entrevista que le hice hace unas semanas  y que, a buen seguro, dará a conocer un poco más de la casa Maxia y de los excelentes blancos que fabrica.

Vamos a ello:

1.-  Actualmente Maxia Rods se ha convertido en un referente a nivel nacional en la pesca de competición ¿son realmente tan buenas vuestras cañas como los pescadores opinan? ¿por qué?

No sé si soy el más indicado para responder a esa pregunta, porque ¿qué otra cosa puedo decir yo sino que son buenas cañas? Lo único que puedo añadir es que yo pongo todo lo que está en mis manos para que cada modelo responda como debe hacerlo, teniendo muy en cuenta las experiencias de los pescadores que las utilizan y que tratan de sacar de ellas todo lo posible para ir mejorándolas continuamente.

2.-  Muchos pescadores no gustan de vuestras cañas, las califican como espartanas y prefieren otras, digamos, con un buen “look”. ¿qué opina usted Alejandro como responsable técnico del diseño y producción de las cañas Maxia? ¿Qué producto intentan ofrecer al consumidor?

Nuestras cañas son herramientas de pesca. Personalmente no tengo ningún interés en los componentes estéticos. Mis cañas personales son aún más espartanas que los modelos comerciales. En cualquier caso esto no tiene que ver con el diseño del blank, que es mi principal interés, y es imposible contentar en gustos a todo el mundo, así que no es algo que me preocupe.

3.-  Vuestras cañas no son baratas pero tampoco son caras ¿cómo consigue ese equilibrio entre los costes de producción y la calidad final del producto en comparación con otras marcas? ¿Su actual línea de producción qué está más cerca de una producción a gran escala de manera automatizada o se asemeja más a una fabrica artesanal en donde tratan con mimo cada producto?

Nosotros fabricamos con una combinación de procesos industriales y artesanales. No creo que en el mundo haya ninguna fábrica de cañas de mosca de alta calidad que prescinda del componente artesanal, al menos en la última fase de ajuste del blank, que es cuando se “afina” la caña. Siempre he pensado que fabricar una caña de mosca es como construir un violín o una guitarra, y que la mano del “lutier” debe notarse.

4.-  Sabemos, Maestro Alejandro, que es usted un gran lanzador y que domina con cierta soltura el lanzado con sedal pesado, así como otros campos de la pesca a mosca ¿Cómo le ayuda esto en el desarrollo y diseño de las cañas que producen?

Creo que hay que intentar conocer a fondo todo aquello relacionado con la pesca con mosca para poder poner un fundamento sólido en una caña de pesca. El lanzado es básico, desde luego, porque una caña se diseña pensando en el peso que debe manejar, las moscas que tiene que mover y el tipo de bucle que tiene que formar. Pero también es importante tener en cuenta otros factores, como el grosor del bajo con el que se va a utilizar o el tipo de peces, y su comportamiento, que mayoritariamente se van a pescar. Las cañas de mosca siempre son un compromiso entre diversos factores que no se pueden armonizar con coherencia si no se comprenden bien.

5.-  ¿En el diseño y desarrollo de sus distintas series de cañas se ha servido de la opinión de terceros, a saber, grandes pescadores de mosca, grandes lanzadores, etc.?

Desde luego. Y en Maxia siempre estamos en contacto con un amplio equipo de probadores que nos permiten ir ajustando mejor nuestros modelos cada temporada.

 6.-  Desde los comienzos las cañas maxia han estado en la élite mundial en campeonatos de lanzado y pesca (David Arcay, Pablo castro, Paul Arden, et.  ¿Qué puede comentarnos al respecto?

El tener entre nuestros clientes grandes competidores supone una gran responsabilidad. No es lo mismo vender una caña a un pescador ocasional que la utilizará media docena de días al año que a alguien que está en el río, o en la campa de lanzado, casi todos los días, que exprime todas las características de la caña, y que además depende de ella para poder aprovechar las oportunidades que se le presenten en una competición. Que aunque ya sabemos que muchas veces el resultado depende de la suerte igualmente sabemos que en muchas otras ocasiones son los detalles los que marcan la diferencia, y la caña es uno de esos detalles, y no es un detalle menor.

 7.- ¿Cuándo un pescador adquiere una caña de mosca qué características  debería de tener en cuenta?

Pues eso depende de qué busque en la caña. No es lo mismo comprar un coche para viajar por autopista que para meterse por caminos en mal estado, y con las cañas sucede algo parecido.

En general, una buena caña de mosca debe poder impulsar sin gran esfuerzo la línea, o la ninfa en el caso de la pesca al hilo, proteger el bajo y controlar el pez. Pero la caña no hace nada por sí misma: es trabajo del pescador el controlarla y saber utilizarla. Una caña puede ser técnicamente perfecta, pero en malas manos no logrará rendir al máximo, lo mismo que si se emplea para una labor distinta a aquella para la que se ha concebido. Aunque a la postre es el pescador el que tiene la última palabra en cuanto a si una caña es de su gusto o no, y contra eso poco se puede hacer.

 8.-  Suponemos que  los blank maxia están en la cima de los blank a nivel mundial pero aunque esto no sea cierto ¿por qué maxia es una apuesta de futuro para el pescador?

Tengo claro que tu suposición es totalmente cierta, claro. En cualquier caso nosotros estamos aquí siempre dispuestos a responder ante nuestros clientes de forma directa, y nuestra filosofía nos permite ajustar la caña a necesidades concretas sin precisar de una gran producción de cada modelo. Esto nos da una gran versatibilidad y la posibilidad de implementar con rapidez cualquier avance técnico en nuestros blanks.

 9.-  Para Usted ¿qué ha marcado la evolución en el diseño de cañas de pesca a mosca, desde las antiguas 9ft #5 a las medidas actuales?

Las cañas de hace no muchos años seguían lastradas por diseños nacidos en la época de las cañas de bambú. Los nuevos materiales permiten alargar más las cañas sin que esto penalice en exceso la facilidad de manejo. Las nuevas técnicas de pesca también han aprovechado esa mayor longitud de las cañas, que permite un mejor control de la mosca y una mejor presentación. Creo que el siguiente paso, cuando se produzca otra revolución en los materiales que tarde o temprano acabará llegando, permitirá llegar a cañas de alrededor de 12’ que se percibirán tan ligeras en la mano, o casi, como las de 10’ actuales.

10.-  Para ir terminando, dígame  el modelo más elegido por los pescadores para pescar a mosca seca y otro para pescar a ninfa de entre los que tienen en su línea de producción.

Actualmente para mosca seca los modelos más solicitados son los de 9’6”. La MX 9’6”#2 fue la más vendida la pasada temporada para esta modalidad, aunque la Aqua 9’6” #3/4 no estuvo muy a la zaga. En el caso de la pesca a ninfa es más difícil dar un modelo concreto. Las MX 10’3” #2, 10’5” #3 y 10’8” #2, junto con la Ultra Nymph 10’ #3/4, tienen cifras parecidas de venta.

Para finalizar, dar las gracias a Pablo y Alejandro por dar respuesta a estas preguntas y, como diría el Toledano «vale pues»

May 082017
 

Cuando decidimos adquirir una caña nueva, siempre lo hacemos con la ilusión de un niño que va a tener un juguete nuevo, la mayoría de las veces lo hacemos de oídas, otras no la ha prestado un amigo y hemos podido probarla unos minutos, las menos nos la han dejado unas jornadas para “CATARLA”. Os quiero dejar unos consejillos que quizá os puedan ayudar en la elección de vuestra próxima caña de pesca a mosca, obviando el coste de estas pues es un factor limitante a cada comprador.

 Guideline Fario 1004 058

  • La caña te debe de entrar por los ojos, debe de haber ese “amor a primera vista” si no te enamora, no te engañes, lo importante son las prestaciones pero tiene que transmitirte sensaciones.
  • Prueba la caña, pero pruébala en acción de pesca tal cual la vas a usar habitualmente. No sé, que te la deje un conocido, habla con un comercio del ramo, etc. Es fácil guiarse por comentarios de internet y hasta cierto punto es aconsejable para tener una idea general del producto pero la última palabra la tienes tu, tu eres el que se tiene que sentir a gusto con la caña.

            Los “cojones” de una caña están en el blank, no lo olvides. Aquí es donde viene definido el carácter de esta y en base a lo cual                                  debes sopesar la elección.

CelDtJpWIAAxLuI

Elige una medida en función de su uso, a saber, pesca a ninfa, pesca a seca, lanzado, etc. Las medidas largas se sienten incómodas al  lanzar pero por el contrario son recomendables para pescar a ninfa, todo lo contrario en medidas más cortas que son cómodas al lanzar pero tienen limitaciones a la hora de hacer correcciones y controlar derivas.

La potencia de la caña debería ser elegida en función de la línea que va a mover y esta en función de la mosca utilizar, también del tamaño y potencia del pez. Ultimamente en competición está muy de moda el uso de cañas de #2 y #3 principalmente debido al uso de terminales extrafinos, 0.08 y 0.10 mm que priman una rápida profundización de las ninfas y unas derivas más naturales, consiguiendo con estas potencias una mayor protección de los terminales a la hora de clavar y pelear un pez.

Busca que el balance de pesos en la caña sea equilibrado, que no resulte cabezona, especialmente en las medidas más largas y usadas para pescar a ninfa.

Particularmente me gustan con acción de punta pero como he dicho antes “PRUEBALA”  Las cañas de punta muy marcada son difíciles de manejar y rompen con facilidad los terminales en acción de pesca, aún así son mis preferidas, claro que yo no bajo de un 6X.

  • Busca una caña con anillas, porta, empuñaduras y barnizados de calidad y si no es de tu gusto móntatela tu. Unas buenas anillas se notan, una empuñadura de calidad se nota mucho y un portacarretes bueno también se nota, aunque tambien se nota en el bolsillo porque a veces estos accesorios pueden llegar a valer más que el propio blank y no es de estrañar que entre anillas, empuñadura y portacarretes llevemos 150€ de accesorios.
  • ¿Garantia de por vida? Casí todas las cañas vienen garantizadas de por vida contra defectos de fabricación pero no contra roturas en acción de pesca y aunque así lo sea te soplan 60€ en concepto de gastos de envio y te tienen esperando un año.

 BassRodTitleImage(1024PW)

  • Baraja la opción del mercado nacional, más teniendo en cuenta que uno de los mejores “blancos” (como le llama Viñuales a los blank) a nivel mundial se fabrican en Asturias y es que Maxia Rods está en la élite de las cañas de mosca, siendo una referencia a nivel mundial en todos los niveles. Básicamente son cañas con un excelente blank y con buenos accesorios, anillas, corchos, portas, etc. Con una excelente relación calidad precio y que ha dado prioridad a las prestaciones de la caña por encima de otras cosas. Disponible en casi todas las tiendas del sector, puedes  encontrar también algunas “marcas blancas” de este fabricante con similares prestaciones. Además sus cañas están garantizadas de por vida en caso de defecto de fabricación , al menos mientras Maxia siga en activo, y si la rotura es debida a un mal uso  por un módico precio te reponen el tramo roto en menos de 30 días.

 

Hex-on-Scott-9-foot-5-weight-Fly-Rod

Vale que Viñuales es amigo mío desde que me lie con esto del lanzado hace 11 años, pero lo que digo lo hago con conocimiento de causa. Pruebo muchas cañas a lo largo del año, tanto en acción de pesca como en el césped, no tengo ningún tipo de relación comercial con maxia, pero ellas siempre están ahí como una referencia sobre las  que comparar. 

maxia-mx-fly-rod

Dic 072014
 

Hace poco,  se debatía por las redes sociales el tamaño de la caña a elegir, no es cuestión baladí, pues los lanzadores piensan en una cosa y los no lanzadores en otras. No seré yo quien recomiende una u otra longitud pero si me gustaría dejaros una serie de consideraciones al respecto.
Imagen cedida por Nacho Gracia

 

La cosa es más sencilla de lo que parece y depende de varias cosas, empecemos:

  • Nos puede interesar  dar  velocidad a la línea para llegar lo más lejos posible, o puede que no.
  • Una caña larga amplifica en mayor medida la velocidad que damos al talón que una caña corta.
  • Una caña larga y rígida necesita de más esfuerzo que una corta y rígida.
  • Una caña larga y blanda puede necesitar de un menor esfuerzo que otra algo más corta y rígida
  • No es cierto que una caña rígida proporcione mayor velocidad que una caña menos rigida.
  • Si es cierto que una caña rígida nos implica mayor esfuerzo que una más blanda por dos motivos, brazo de palanca efectivo y necesidad de concentrar el esfuerzo en poco tiempo.
  • Si hacemos referencia al “brazo” de palanca efectiva una caña de 10 pies blanda puede tener menor “brazo” de palanca que una 9 pies rígida y dar la misma velocidad que una 10 pies rígida.
  • La técnica de pesca empleada influye. Superficie, medias aguas o fondo.
  • La orografía del terreno y la existencia de obstáculos influye.
  • El marketing influye, busca una caña para lago y la mayoría de las tiendas te endosaran una 10 ft #7

Como siempre,  la elección de la caña es algo muy subjetivo y supeditado a las sensaciones que nos pueda transmitir por lo que el mejor consejo que puedo dar es que se prueben todas las medidas y acciones posibles antes de elegir una.