Feb 152018
 

Durante años he disfrutado de mi Simms Vertical Master, quizá el mejor chaleco que haya fabricado Simms. El caso es que quería cambiar y los nuevos modelos de Simms no me llamaban mucho la atención, empece a mirar catálogos de diferentes marcas y me encontré con este Mesh Master II cuyo concepto es muy similar al simms vertical que acababa de jubilar. Pensat y fet, a los pocos días ya lo tenia sobre los hombros.

 

A primera vista llama la atención lo corto que es, ideal para no mojar las cajas de moscas y demás cachibaches que llevamos en los bolsillos, así como el tejido base que es todo rejilla de poliéster  y nos ayudará a llevar mas frescas las jornadas veraniegas y ¿a quien le abriga un chaleco en invierno?

 

 

Es un chaleco sencillo sin grandes alardes y de una calidad excepcional, pudiendo ser utilizado tanto en verano como en invierno gracias a su cierre frontal ajustable que permite ajustarlo adecuadamente. Destacar que esta disponible en dos tallas XL-L y M-S, en ropa gasto una XXL o XL y la talla L me hace hasta más guapo.

 

Dispone de 6  bolsillos delanteros; 2 grandes, otros 4 arriba y abajo, todos en posición vertical y cerrados por una solapa que se fija con velcro. Lateralmente otros 2, uno en cada lado, dentro de la rejilla y otros 2 partidos por el interior y orientados horizontalemente. 2 traseros de buen tamaño para meter el bocata, la cerveza y un impermeable, si queremos tambien las cajas de moscas. Un total de 14 compartimentos.  Destacamos el tratamiento repelente al agua que llevan sus bolsillos de nylon y que nos ayudaran a mantener secas las moscas en caso de lluvia. 

Como accesorios podemos encontrar el típico portagafas, unas anillas en D, 2 porta accesorios  de nylon en las que enganchar diferentes cosas, etc…Se me olvidaba, tambien lleva un bonito “pon pon” que igual te maquilla a la mujer que te sujeta unas moscas.

¿precio? Barato no es pero, sinceramente, está de puta madre. En España está disponible en The Fly Center  y desconozco si en alguna otra tienda del ramo.

 

Pues eso, encantado no, encantadisimo.