May 132018
 

Si me preguntasen por el río más bonito de la sierra de Cazorla, Segura y las Villas sin dudarlo diría que el Río Borosa. Claro que sobre gustos no hay nada escrito pero para mi es como un río Tus, pero de mayor tamaño, sobre todo por la morfología que presenta.

Situado en el Tm de Santiago-Pontones y La Iruela podemos acceder a él desde Cazorla, Villanueva del Arzobispo o bien por la zona de Hornos de Segura. Debemos de acercarnos hasta la base del sendero que  da inicio a la ruta del rio Borosa, junto al piscifactoría y una vez allí dejar el coche y prepararnos para un día de Pesca/Treking. El límite inferior del acotado está en la toma de agua de la piscifactoría y  4,5 km más arriba en el puente Pancica, tenemos el límite superior.  La pista que acompaña al acotado tiene restringido el acceso de vehículos a motor por lo que no tenemos más remedio que subir andando hasta el lugar elegido para pescar.

Río Borosa

Junto al río discurre una ruta senderista por lo que preferiblemente lo hemos de pescar entre semana si es que no queremos que nos molesten, aunque de todas formas fuera de la época estival, los senderistas se limitan a andar rápido por el camino y no hacen mucho caso al río.

Senderistas y pescadores compartiendo naturaleza

Cauce de unos 6 m de anchura, despejado en el 90% del tramo, con fondo de piedra y grava, lavada y sin vegetación acuática aparente. Cómodo de andar y pescar, en donde contamos con el aliado de la pista pues al estar a escasos metros de la orilla nos facilita el entrar y salir del río con muchísima comodidad. Un detalle a tener en cuenta es la ubicación de las 2 fuentes existentes, la primera al inicio del coto “Fuente de los Astilleros” y la segunda en la entrada de la “Cerrada de Elias” en la mitad superior del acotado.

El periodo hábil comprende del 3º domingo de Marzo al 31 de Agosto, por lo que es un coto ubicado en aguas de baja montaña.

Un guapo pescador

Su pesca no es complicada y las truchas, aunque son truchas salvajes, están más que acostumbradas a ver pasar senderistas, detalle que no es sinónimo de pesca facil pero que si te da un cierto margen a la hora de acercarse a los peces.

A principio de temporada podemos encontrar Ritrogenas, Epeorus, Ecdyonuridos, etc.. todos ellos sinónimos de moscas de gran tamaño, cosa que unida a la escasa comida que se aprecia en los fondos nos depararan jornadas más que placenteras. A medida que avanza la temporada las moscas se aclaran y las eclosiones de tricos son más abundantes.

En general, es un acotado bonito, facil de pescar que se recomienda pescar a primera o ultima hora del día y preferiblemente entre semana.

La zona cuenta con una amplia infraestructura turistica por lo que es relativamente fácil hospedarse en las proximidades.

Subimago de Epeorus torrentium

Subimago de Epeorus torrentium

Xao

May 012018
 

Lo que hace años fue uno de los intensivos de trucha arco iris del río Segura, actualmente se ha convertido en uno de los tramos más interesantes de pesca de trucha común en el río Segura, dentro de la provincia de Albacete.

Tramo en el que se alternan largas y anchas tablas con correntales y raseras, la anchura media del cauce es de unos 20 m, fondo de canto rodados y aguas muy limpias.  En general es un tramo precioso cuya galeria esta muy bien conservada, fácil de vadear y de pescar.

Sus truchas no son de excesivo tamaño, siendo lo habitual sacar individuos de 25 a 30 cm, aunque los hay mayores.  También hay una buena población de barbo gitano, Luciobarbus sclateri (Gunther, 1868) que como sabemos es el barbo más mosquero de los ibéricos por lo que de vez en cuando nos veremos sorprendidos por sus capturas.

Podemos acceder a él desde Yeste si vamos desde Albacete o bien desde Santiago de la Espada, para comer  y hospedarnos debemos visitar la aldea de La Donal sita a mitad del coto. Una vez en La Donal podemos elegir el Camping Río Segura o, como yo prefiero, la pensión “La Sierra”, más conocida como Casa Concha (Dispone de habitaciones y servicio de comidas).

El tramo tiene una longitud de 6 km y discurre junto a la ctra que une Yeste con Santiago la Espada,  el límite inferior está  en Molino Domingo (cruce de paules, también podéis ver una parada de autobús) y el límite superior en la desembocadura del arroyo de Espinea en la aldea de Parolis.

Uno de los mayores inconvenientes de este tramo es que se sitúa aguas abajo del salto de Miller, en el que diariamente turbinan en picos de demanda eléctrica, por lo que el caudal del río sufre considerables variaciones. Es habitual que en cuestión de minutos pase del caudal mínimo a un caudal de 10 m3/s por lo que siempre hay que tener controlada una salida a 50m, bien aguas arriba o aguas abajo.

Nov 042010
 

Lo cierto es que poco se puede decir de estos lugares, a uno se le cae la baba cuando oye de estos lares.  Ellos estan ahí, por menos de lo que pensamos, dispuestos a abrigarnos con jornadas inolvidables de pesca.

Os dejo un vídeo que Carlos a realizado en compañia de su compañero Arturo.  ¡¡A DISFRUTAR!

Fly fishing Austria & Eslovenia from Carlos Cifuentes on Vimeo.

Oct 242010
 
 La tarde anterior por consejo de Pablo, aunque más que consejo era amenaza, decidimos ir a pescar el coto de Lorcha en el río Serpis, sin saber lo que nos esperaba nos pusimos manos a la obra, quizá imaginando que sería como algunos de los intensivos que tenemos por la zona pero como habiamos decidido participar en el master de Lorcha la ocasión la pintaba calva.

 

Creo que el Serpis es único en La Comunidad y deberían de tenerlo un poco más en cuenta
Serian las 7 h de la mañana cuando Miguel aparecio en la puerta de casa, tras cargar el coche convenientemente nos dirirgimos a Lorcha en busca del río Serpis. Parada obligatora en Almansa pues había que reponer fuerzas de la noche anterior y lo mejor para el cuerpo una cerveza y un bocadillo de chorizos y morcillas ¡Ya sé que es demasiado a las 7:30 h para el cuerpo, pero apetecía!. Aunque con una hora de retraso sobre lo previsto llegamos a Lorcha y llamamos a Salvador, guarda del coto, que nos atendío maravillosamente. Salvador, un señor carismatico de la zona, nos guío al tramo acotado (Aunque estos Valencianos son muy raros, pone Vedat) nos dío mil y un consejo, nos quitó unas moscas y nos regaló un poco de eso que tanto se hecha de menos “sencillez”.
Miguel manejandose con una hermosa trucha.
Ya en el río advertimos que no es lo que esperabamos, es mucho más, pero con diferencia, un río de mil y una postura, aguas indescifrables, piedras y orillas resbaladizas, para colmo el agua tomada en un ligero color ceniza-verdoso. Quien diría que estamos en Alicante a 300 m sobre el nivel del Mar y pescando un río sin tramos lentos, con fondos de gravas y unas truchas fuertes como ellas solas.

 

Manejando una bonita iris capturada con la panamericana

Las capturas no se hicieron esperar, primero la Fandecataluña, luego la Paparamericana y así sucesivamente. Lejos de situarse en parados, como normalmente encontramos a esta especie, la primera sorpresa viene de las posturas que ocupan, posturas típicas de trucha. La segunda viene de mano de lo fuertes que están, ni que salvador  les diese esteroides, coño con las truchas del Serpis

Truchas fuertes y muy enteras.
¡Truchas con cohones! como diría la princesa Urue y la tercera de lo bien hecha que estaba la repoblación pues los peces estaban muy repartidos.  Las capturas se fueron sumando, una tras otras arrojando un numero de capturas próximo a unas 35 para cada uno, y eso que por la tarde pescamos un tramo ya pescado por tres pescadores en la mañana.
Ensalabrando una que me brindo una dura pelea.
 Ya finalizando y muy cerca del azud que delimita el tramo sin muerte, la sorpresa no tarda en llegar, veo algo que emerge del agua con un tamaño estupendo, se lo comunico a Miguel y paciente esperamos hasta que una hermosa carpa, quizá barbo, da un salto y nos muestra su cuerpo en todo su explendor. Lo intento, Miguel me observa expectante, pero bajo la higuera ya no se mueve nada, es hora de poner fin a nuestra jornada de pesca.

 

¡Que guapo! ¡Se nota como me divertí!
Sep 062010
 

Hace unos 22 años que un pescador “Puchericho”, en concreto el padre de mi amigo J.Andres Oltra sustrajo esta gran trucha de las aguas del río Júcar. Donde ahora moran luciopercas, hace 22 años moraba está impresionante trucha que dio un peso en bascula de 5.530 kg.

Si no recuerdo mal, fue pescada con asticot y lástima porque si hubiesen corrido otros tiempos quizá hubiese sido devuelta pero en aquellos años el captura y suelta no era muy conocido por estas tierras. Aunque su futuro estaba claro tras la aparición de lucios, bases y demás especies invasoras en las aguas que moraba.
                      
Futuro que pronto condujo las poblaciones de farios existentes aguas abajo del embalse de Alarcón a la extición, pues según cuentan pescadores ribereños era factible sacar de tarde en tarde alguna que otra fario en el término municipal de Tarazona de la Mancha.
Un abrazo Barillas………………